Actualización sobre la vacuna contra la COVID-19: planes de priorización y del proyecto piloto

Actualización sobre la vacuna contra la COVID-19: planes de priorización y del proyecto piloto
OLYMPIA. El Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH) proporcionó una actualización (solo disponible en inglés) sobre los avances que se están realizando en relación con la vacuna contra la COVID-19.
Se eligieron cinco regiones federales (cuatro estados y una ciudad) para ser estados piloto en la planificación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Washington no es uno de los estados piloto. Sin embargo, desarrollaremos nuestros planes basados en las lecciones aprendidas del proyecto piloto. Ayer, recibimos el manual provisional del gobierno federal. Ahora, lo estamos revisando y tenemos un plazo de 30 días para devolver nuestros planes antes del 16 de octubre.
Queremos recordarles a las personas que cuando se apruebe y se lance una vacuna contra el coronavirus, al comienzo no tendremos suficiente cantidad para ofrecerla a todos. La priorización se realizará primero a nivel federal. Dado que no habrá suficientes vacunas en la primera ronda, el estado trabajará para continuar con la priorización.
Estas son algunas posibilidades de los primeros grupos prioritarios que recibirán la vacuna:
•    trabajadores esenciales;
•    trabajadores de la salud;
•    residentes y trabajadores de centros de atención a largo plazo.
Todas las posibles vacunas se encuentran en varias etapas de prueba en humanos para garantizar que sean seguras y efectivas. Observaremos de cerca el proceso de aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para asegurar que sea exhaustivo y transparente. El departamento está comprometido con la ciencia y la necesidad de evaluar de forma crítica e imparcial la seguridad y eficacia de estas nuevas vacunas antes de que se usen. Sabremos más cuando concluyan los estudios que se están realizando actualmente. Por lo general, la mayoría de las posibles vacunas no pasan las etapas finales de las pruebas, por lo que no esperamos que se comercialice el 100 % de todas las posibles vacunas contra la COVID-19.
La distribución de la vacuna se adaptará con el tiempo a medida que aumente la cantidad de dosis disponibles, y pasará de poblaciones limitadas a más amplias a través de un enfoque por fases.
Sabemos que el gobierno federal cubrirá el costo de la vacuna contra el coronavirus. Es posible que los proveedores de atención médica cobren una tarifa por administrarla, o por el costo de una visita al consultorio. Muy probablemente, el seguro médico cubrirá estas tarifas. Trabajaremos con otras agencias del estado para entender y abordar las barreras relacionadas con la cobertura de seguro médico y para lograr que las personas que no tienen seguro médico puedan acceder sin costo a la vacuna.
Los kits de suministros incluyen tarjetas de registro de las vacunas, hisopos con alcohol, jeringas, equipos de protección personal (PPE) limitados y artículos similares necesarios para administrar la vacuna. Sabremos mejor qué suministros se necesitan una vez que se aprueben las vacunas. Por ejemplo, una posible vacuna podría necesitar un congelador con temperaturas ultrafrías, más allá de la capacidad de los congeladores típicos para vacunas. Tal vez esta vacuna deba enviarse directamente del fabricante al sitio de vacunación.