Condado de Skamania autorizado para avanzar a la tercera fase del plan de Comienzo Seguro del gobernador Jay Inslee

OLYMPIA -- El secretario de Salud del estado de Washington, John Wiesman, autorizó hoy al condado de Skamania para pasar a la fase 3 del plan de Comienzo Seguro (solo disponible en inglés) del gobernador Jay Inslee.

En total, 3 condados están en la fase 1, 3 condados están en la fase 1 con modificaciones, 23 condados están en la fase 2 y 10 condados están en la fase 3. Los condados de Benton y Franklin solicitaron pasar de la fase 1 a la fase 2. Estas solicitudes están siendo revisadas en este momento por el departamento.

Las empresas autorizadas para avanzar a una nueva fase deberán cumplir todos los requisitos de salud y seguridad que se describan en el protocolo correspondiente para volver a funcionar (solo disponible en inglés).

El 29 de mayo, el gobernador Jay Inslee, en colaboración con el Departamento de Salud del Estado de Washington, estableció un enfoque basado en datos (solo disponible en inglés) para reabrir Washington y modificar las actividades sociales y recreativas, minimizando al mismo tiempo los impactos de la COVID-19 en la salud. Washington irá avanzando a través de una reapertura por fases (solo disponible en inglés), condado por condado, y permitirá cierta flexibilidad y control local para abordar la actividad de la COVID-19 geográficamente.

Este enfoque reduce el riesgo de COVID-19 para las poblaciones más vulnerables de Washington y preserva la capacidad de nuestro sistema de salud, a la vez que permite la apertura de forma segura de negocios y reanuda ciertas actividades como reuniones, viajes, compras y recreación. El plan permite a los condados y al secretario de Salud revisar de forma integral la actividad de la COVID-19 y la capacidad de respuesta del condado al determinar si un condado está listo para pasar a una nueva fase.

Para solicitar el paso a la siguiente fase, los condados deben presentar una solicitud al Departamento de Salud del Estado de Washington. El proceso de solicitud requiere el respaldo del funcionario de salud local, la junta de salud local, el ejecutivo del condado o la comisión del condado.

Cada condado debe demostrar que tiene una capacidad local de camas de hospital adecuada, así como un suministro suficiente de equipos de protección personal (PPE) para proteger la seguridad de los trabajadores de la salud. Se prevé que las metas de las métricas para pasar de una fase a otra se apliquen como objetivos, no como medidas rígidas. Si no se alcanza un objetivo completamente, las medidas tomadas con un objetivo diferente podrían compensar el riesgo general del condado. Las siguientes son algunas de las métricas que el secretario de Salud evaluará además de otra información proporcionada por los condados:

  • Actividad de COVID-19: El objetivo ideal de nuevos casos será de 25 o menos por cada 100 000 residentes en un período de 14 días. El número de hospitalizaciones por COVID-19 debe no presentar cambios o ir disminuyendo.
  • Preparación del sistema de atención médica: Las camas de hospital disponibles en una jurisdicción dada deben estar preferentemente a menos del 80 % de ocupación.
  • Realización de pruebas: Los condados deben demostrar que tienen una capacidad adecuada de realizar pruebas a 50 personas por cada caso positivo por día, lo que equivale a resultados positivos en las pruebas por debajo del 2 %. También necesitan demostrar que cuentan con un plazo de entrega corto de los resultados de las pruebas, para así garantizar que podamos trabajar eficazmente para contener el virus.
  • Investigaciones de casos y contactos: El objetivo es contactarse con el 90 % de los casos por teléfono o en persona en las 24 horas siguientes de que se recibió un resultado positivo de la prueba de laboratorio. Otro objetivo es poder comunicarse con todos los contactos de esa persona en las 48 horas siguientes al resultado positivo de la prueba. Además, hay que comunicarse con cada caso y contacto durante su aislamiento o cuarentena en el hogar para ayudar a garantizar el éxito.
  • Protección de las poblaciones que corren un mayor riesgo: El número ideal de brotes reportados por semana (definido como dos o más casos no domésticos en los que la transmisión ocurrió en el trabajo, en entornos de aglomeraciones o en un entorno institucional) es cero para los condados de menos de 75 000 habitantes y no más de tres para nuestros condados más grandes.
  • Se encuentra disponible más información en el plan del gobernador (solo disponible en inglés).

Las solicitudes para pasar a la siguiente fase son revisadas por el secretario de Salud, quien puede aprobarlas con los planes tal como se presentan, aprobarlas con modificaciones o denegarlas. Si las circunstancias cambian dentro de la jurisdicción, el secretario de Salud puede hacer modificaciones en la fase actual o actuar para que el condado vuelva a una fase anterior. El condado también puede identificar si es necesario volver a una fase anterior o eliminar actividades aprobadas.

Obtenga más información sobre la reapertura y la respuesta a la COVID-19 en todo el estado en coronavirus.wa.gov (solo disponible en inglés).

Para obtener información sobre la COVID-19, puede visitar el sitio web del Departamento de Salud o llamar al 1-800-525-0127. Además, puede enviar un mensaje de texto con la palabra “coronavirus” al 211-211 para recibir información y las últimas novedades en su teléfono, dondequiera que esté.