Cómo acentuar la importancia de hacerse la prueba: asegúrese de tener un plan

Cómo acentuar la importancia de hacerse la prueba: asegúrese de tener un plan


OLYMPIA. Así como el verano espera al otoño, todos esperan la posibilidad de una vacuna en los próximos meses. Sin embargo, el Departamento de Salud del Estado de Washington (DOH) quiere que todas las personas comprendan la importancia de hacerse la prueba de COVID-19.


Para que pueda acudir a un centro cerca de usted, el Departamento de Salud ha creado una nueva página web en donde podrá buscar centros que hagan la prueba de COVID-19 (solo disponible en inglés) en todo el estado.


Uno de los objetivos principales de la prueba es aumentar la cantidad de personas examinadas. “La mejor manera de hacerlo es asegurase de que las personas en los condados con índices elevados de casos positivos tengan acceso a la prueba y, de manera proactiva, se la hagan la cuando la necesiten”, explicó la Dra. Charissa Fotinos, jefa estatal encargada de las pruebas de COVID-19 y directora médica adjunta de la Autoridad Sanitaria. “Ahora mismo, no se están realizando suficientes pruebas, y necesitamos que esto aumente drásticamente si queremos evitar que la COVID-19 se propague aún más, en particular en comunidades impactadas de manera desproporcionada y entre nuestros trabajadores esenciales”.
 
La prueba se ofrece en distintos entornos: en los consultorios de médicos y proveedores de atención médica, en algunas farmacias y en clínicas de salud comunitaria. Algunos centros estatales han montado instalaciones para acudir en automóvil y clínicas móviles. Además, existen pruebas que pueden comprarse en línea y realizarse en su hogar. La prueba es gratuita para aquellas personas que tengan síntomas o que hayan tenido contacto con un caso positivo. No está permitido que las empresas de seguros cobren copagos o cargos administrativos ni que le soliciten autorización previa a una persona que se presenta para ser atendida y hacerse la prueba de COVID-19. Al momento de hacer la prueba, necesitamos darles prioridad a las personas que tienen síntomas de COVID-19 y a aquellas que han tenido contacto estrecho con personas con COVID-19.


La clave para que las pruebas tengan éxito es que más personas se la hagan cuando la necesiten. La Dra. Fotinos explicó: “Queremos que las personas tengan un plan para hacerse la prueba cuando la necesiten. Queremos que la experiencia sea fácil, positiva y accesible, sin importar cuándo necesiten hacerse la prueba”.


La prueba tiene una función muy importante en qué tan bien controlamos la propagación de la COVID-19 en Washington. Tanto las pruebas, como las mascarillas, el distanciamiento físico entre personas fuera del hogar y el lavado de manos frecuente, combinados con las llamadas que les devolvemos al personal de salud pública que investigan los casos y hacen un seguimiento de los contactos para localizar el virus y detener la transmisión, son claves para controlar la pandemia a largo plazo.