El gobernador Inslee anuncia la orden de "Permanecer en sus hogares y mantener la salud"

El 23 de marzo de 2020, el gobernador Jay Inslee anunció una orden que requiere que todos en el estado permanezcan en sus hogares. Este mandato durará por dos semanas y podría extenderse. 

Esta orden de Permanecer en sus hogares y mantener la salud es similar a las órdenes que otros gobernadores, en lugares como California y Nueva York, emitieron la semana pasada. 

Esta proclamación dicta lo siguente: 

  • Todos los que residen en el estado de Washington deben permanecer en sus hogares a menos que necesiten hacer una actividad esencial. 

  • Se prohíben todas las reuniones con fines sociales, espirituales y recreativos. Esta orden se aplica a las reuniones públicas y privadas. Esto incluye algunas de las reuniones más significativas en las comunidades, como son las bodas y funerales. 

  • Cerrar todos los negocios excepto los negocios esenciales. Los negocios esenciales incluyen los supermercados, consultorios médicos, farmacias, centros de cuidado infantil, gasolineras y cadenas de suministro de alimentos. Los negocios que ofrezcan necesidades básicas y cruciales a las peronas permanecerán abiertos. Se alienta a las empresas no esenciales que permitan que sus empleados trabajen desde casa si es posible. 

Todavía es seguro salir mientras la gente guarde al menos seis pies de distancia el uno del otro. Todavía se puede participar en actividades como paseos en bicicleta, jardinería y pasear los perros, siempre y cuando se sigan las reglas de distanciamiento social. 

Seguridad alimentaria 

Cabe recordar que las operaciones de suministro de alimentos— incluidos los servicios de ayuda contra el hambre y de apoyo nutricional, son servicios esenciales que permanecerán abiertos y operativos durante esta crisis. Esta orden no prohíbe que las personas tengan acceso a los alimentos. 

Recuerde: 

  • Los bancos de alimentos y las despensas de alimentos son servicios esenciales que seguirán funcionando durante esta restricción. 

  • Usted todavía puede ir a una despensa de alimentos para recoger provisiones, pero revise las horas de servicio antes de ir. Los horarios de operación pueden variar y muchas organizaciones de ayuda contra el hambre están cambiando a nuevas formas de distribuir alimentos, tales como la entrega a domicilio, y los sitios de descarga y entrega. 

  • Los voluntarios de los bancos de alimentos pueden seguir trabajando en las despensas de alimentos.